Arsenal/Atletic

No fue el mejor partido del Atlético. El quedarse con diez jugadores a los nueve minutos tampoco ayudó, aunque esto no evitó que los de Simeone se impusieran a las adversidades.
Con la expulsión de Vrsaljko el Arsenal se volcó sobre la portería de Oblak, que volvió a demostrar ser el portero en más en forma del momento, manteniendo vivo a su equipo durante el primer tiempo. Ya en la segunda parte Lacazzete adelantaría a los londinenses con un remate de cabeza. El Atlético siguió defendiéndose y en un balón en largo Giménez asistiría a Griezmann para que este pusiese el 1-1, dejando la eliminatoria muy de cara para los madrileños.
Los primeros acercamientos ofensivos fueron para los gunners. Los locales se hicieron con la posesión, tratando de mover el esférico de lado a lado con la intención de abrir hueco entre las líneas atléticas. Bellerín era el encargado de aprovechar los espacios en banda, siendo la mayor baza en ataque de los londinenses.
El combinado de Simeone cometía muchas pérdidas de balón e imprecisiones, lo que dio alas al Arsenal. Lacazzete tuvo en dos centros laterales la oportunidad de adelantar a los suyos, pero el larguero y Oblak evitaron el tanto del francés. Encontrarás las novedades sobre camisetas de futbol de clubes y selecciones.
Las malas noticias se acumulaban para el Atlético. Vrsaljko, que vio la amarilla en el minuto uno, fue amonestado por segunda vez en el minuto diez. Los rojiblancos tendrían que aguantar el resto del partido con 10 hombres y sin Simeone en el área técnica, que también fue expulsado.
Un nuevo partido se planteaba en el Emirates Stadium.
Con esta situación favorable los locales supieron ser superiores, manteniendo sus ofensivas y generando ocasiones. Al cuadro español no le quedaba más remedio que defenderse con uñas y dientes.
Cumplida la media hora de juego empezó a verse a un mejor Atlético, e incluso, tras una gran jugada de Thomas, Griezmann pudo adelantar a los madrileños con un fuerte remate que blocó Ospina.
Los colchoneros consiguieron hacerse fuertes ante la adversidad, terminando el primer tiempo con el 0-0 en el marcador.
Con la reanudación del juego se volvió a ver a un Arsenal insistente. Los de Wenger querían materializar el gol que no llegó en el primer tiempo, mientras que el Atlético volvía a sufrir en defensa.Camisetas de fútbol de selecciones nacionales del Mundial 2018, no te pierdas!
El equipo español contaba con los mismos problemas en la salida que sufrió en el primer tiempo. Las pérdidas de balón se repetían en la frontal del área, llegando así el tanto de Lacazzete. Un centro de Monreal tras una recuperación habilitó al ariete francés para que de cabeza batiese a Oblak.
El Atlético necesitaba la posesión y cambios que reestructurasen al equipo.
La entrada de Gabi en lugar de Gameiro quiso reforzar al equipo en la medular, que era donde más sufrían los colchoneros. El esquema de juego en facetas defensivas pasaba a ser un 5-3-1.
Con el 1-0 en el marcador los gunners quisieron hacer sangre. Lacazzete se convirtió en el mayor exponente ofensivo del equipo rematando todos los centros laterales, recordando a su mejor etapa en Lyon.
Esta situación de inferioridad por alto provocó que el Mono Burgos introdujese a Savic por Ángel Correa. El Atlético quería evitar a toda costa que la diferencia sobre el marcador se incrementase.
A falta de diez minutos para el final del encuentro el sufrimiento de los colchoneros se vio recompensado. Griezmann se vio en carrera ante Koscielny, que fallaría en el despeje dejando a su compatriota solo ante Ospina. El delantero atlético fallaría en primer lugar ante el guardameta colombiano, aunque recogería el rechazo para hacer un gol que bien puede valer una eliminatoria.
Con el empate sobre el luminoso Oblak volvió a aparecer para hacer una enorme intervención. El esloveno mantenía en pie el fuerte del Atlético de Madrid para cerrar una noche en la que se creyó, se trabajó y se pudo.