Colombia

José Pékerman, el técnico del equipo, contribuyó al estribillo de moda e improvisó una línea en pleno partido contra Polonia que se transmitió en vivo a todo el planeta. “¡Juan, Juan…! ¡Crac! ¡Crac! ¡Sos un crac!”, le gritó emocionado, le cantó eufórico. El elogió íntimo se convirtió en un hit, en un verdadero éxito de las redes que le dieron otro número uno de popularidad.
Camisetas de Fútbol de las Selecciones del Mundial 2018.
“Siempre he sido del fútbol bien jugado, del buen gusto. Cuando veo algo que me sorprende gratamente se lo manifiesto a mis jugadores”, dijo sonriente el DT.
Quintero juega como ha vivido, al beat del reguetón, al golpe de la cadera; con la misma pinta de su “hermanito de distinta madre”, un tal Juan Luis Londoño desconocido, la identidad secreta del famosísimo Maluma, con quien jugó en las inferiores del Envigado cuando tenía 10 años y vivía en la Comuna 13 de Medellín. Es su amigo del alma en español. Su parcerito pa’ las que sea en reguetón paisa.

Con él publica selfis que se toman con sus gorras de viseras anchas y planas, sus pesadas cadenas y sus tatuajes; toda la pinta que el hip hop le dio al reguetón en Nueva York. Además, ’Juanfer’ ha participado en videoclips del género entre sensuales bailarinas de poca ropa y faldas cortas y tiene guardados algunos “temas bien buenos” que ha grabado. Ese es su bonus track.
Quizás por eso, los más viejos comentaristas de la tribu del fútbol, como abuelos cascarrabias, gritaron: “Ese muchacho se echó a perder por las malas amistades y las malas influencias”, cuando no consolidó su juego de golpes de balón al pie, ni sonó su fútbol en el Pescara de Italia ni el Porto portugués.

Su regreso al Medellín y su paso al River Plate argentino, en donde ha mezclado electrizantes partidos de zurda prodigiosa y exactitud de pelota quieta, lo devolvieron a la Selección Colombia de la que hoy, en la ausencia de James, es el que debe marcar el compás, darle todo el flow de juego a la Selección que sueña con vencer a Inglaterra.
Encuentra camisetas y equipaciones de la Liga: Real Madrid, Barcelona, Atletico de Madrid, Valencia, Sevilla.
La música y el fútbol desnudan a un país de los pies a la cabeza. El fútbol es visible, aparece en todos lados, renace en cualquier rincón, como los cantantes y sus canciones y sus bailes. Ambos son los ídolos populares del planeta. Maluma y Quintero son la Colombia del hoy y el ahora. Eso somos. “Y no lo voy a negar, estamos claros y ya”, como se canta y se baila en la canción de moda.
Este domingo, al bajar del bus en la puerta del hotel Hyatt Regency de Moscú, James caminó de manera normal y saludó de lejos con la mano a un par de los 17 hinchas que esperaban al equipo y vitorearon su nombre. Antes del primer partido del grupo H, contra Japón, James sufrió una fatiga muscular que le impidió jugar todo el partido.
Pareciera que no va a jugar ni un minuto contra Inglaterra. Tremenda ventaja para los inventores del fútbol que, desde sus periódicos, hablan como la liebre que ya le ganó la carrera a la tortuga para clasificar a los octavos de final del Mundial de Rusia.